Nuestro blog

Puig Campana y Benidorm

Puig Campana, un espacio de leyenda a tiro de piedra de Benidorm

El Puig Campana es, sin duda, la cima más emblemática de la provincia de Alicante. Sus 1.410 metros de altitud la sitúan como la segunda montaña más alta de la provincia de Alicante, tan solo superada por la Sierra de Aitana, pero su peculiar geografía, en forma de campana, y su proximidad al mar, hacen de ella un punto de atracción excepcional para los aficionados al senderismo y al montañismo.

Un pico tan espectacular, estratégicamente situado en la costa mediterránea, ha llamado poderosamente la atención de las distintas culturas a lo largo de la historia, y por supuesto arrastra leyendas que dan una explicación mágica a su peculiar silueta y a la gran hendidura –conocida con el nombre histórico de El Portell—que preside su cima de poniente.

Las historias míticas nos fascinan, y aquí queremos compartir una de las más conocidas leyendas medievales que explican el mágico origen de esta portilla del Puig Campana y de la isla de la vecina de Benidorm, que se remonta a los tiempos de la Reconquista, cuando los reinos hispánicos cristianos luchaban para retomar los dominios ocupados por los musulmanes.

Cuenta esta historia medieval que uno de los bravos guerreros cristianos, un comandante de Carlomagno llamado Roldán, se enamoró perdidamente de una hermosa doncella musulmana que vivía en Benidorm. Este amor prohibido hizo que un poderoso brujo lanzara una maldición hacia la joven, por la que ésta moriría cuando el último rayo de sol se apagara sobre Benidorm, al acabar ese mismo día.

El caballero Roldán, tratando de impedir que su amada muriera, escaló con ella en brazos a lo alto del Puig Campana y con su espada Durandarte golpeó desesperado la cima de la montaña, con tal fuerza, que arrancó un enorme pedazo de roca.

Por la brecha abierta, el sol continuó iluminando Benidorm durante unos minutos más, en los que los amantes pudieron darse un largo abrazo de despedida, hasta que la joven exhaló su último aliento. Al perder a su amor, Roldán sintió tal impotencia e ira, que descargó toda su fuerza sobre la enorme piedra que antes se había desprendido y la lanzó cruzando el cielo hasta caer al mar, formando lo que hoy conocemos como la isla de Benidorm.

Nos gusta señalar que nuestro querido Finestrat, coronado por su mítico Puig Campana, se encuentra a tiro de piedra –o de roca, según esta fábula– de la bulliciosa Benidorm. Lo cierto es que son pueblos hermanos, profundamente diferentes, pero cuya proximidad permite aunar en unos pocos kilómetros todo el encanto y la tranquilidad de la naturaleza con la vertiginosa oferta de ocio, fiesta y diversión de Benidorm.

 

                  *Asunción, J. La Leyenda del Puig Campana y de la isla de Benidorm. Arte, historia y curiosidades. Recuperado de http: arte-historia-curiosidades.blogspot.com